Mudanza con Niños – Residencial

Mudanza con Niños - Residencial

“Cómo recordar lo importante.”

Mudarse puede ser difícil para los niños. A menudo, tienen que comenzar de nuevo, tratar de hacer nuevos amigos al mismo tiempo que se acostumbran a una nueva casa, vecindario y escuela. Piense en las necesidades específicas de sus hijos antes, durante y después de la transición, y verá una gran diferencia en cómo sus hijos responden a la mudanza y cómo se ajustan a ella.

Antes de la mudanza: Prepararse

•Dé a sus hijos la oportunidad de expresar sus sentimientos, y trate de ser honesto acerca de sus propios sentimientos. Los niños que tienen la oportunidad de expresar sus sentimientos pueden superar las dudas más fácilmente.
•Ayude a los niños mayores a hacer una lista de números telefónicos, e-mails y direcciones de correo de amigos, parientes y otras personas importantes en sus vidas. Saber que pueden estar en contacto con estas personas importantes será tranquilizador para ellos.
•Lleve a sus hijos a su nueva casa antes de mudarse y explore la nueva ciudad y vecindario en compañía.
•Trate de programar algunas actividades en las cuales su hijo pueda participar después de la mudanza; un equipo de deportes, lecciones de música, una tropa de scouts. Estas actividades no sólo mantienen a sus hijos involucrados, sino también les ayudarán a sentirse parte del grupo.

Durante la mudanza: Recordar qué es importante

•Durante la mudanza, permanezca animado y en calma en la medida de lo posible. Su humor impactará el humor de sus hijos.
•Involucre a sus hijos cuando empaque. Los niños más grandes pueden poner sus pertenencias en cajas y los niños de todas las edades pueden disfrutar decorando las cajas que contienen sus cosas.
•Trate de seguir con su rutina. Coman a las mismas horas de siempre.
•No empaque objetos que sus hijos aprecien. Lleve en el auto o avión mantas especiales, libros favoritos y otros artículos valiosos cuando vaya a su nueva casa.
•Ayude a su hijo a despedirse de las personas importantes en sus vidas. Para sus amigos, una fiesta es una forma divertida de celebrar la amistad.
•Para muchas familias el día de la mudanza significa un viaje largo en auto o un viaje cruzando el país en avión. •Evite las peleas de los niños en el asiento de atrás y la angustia de volar añadiendo diversiones y juegos a sus planes.
•Deje que sus hijos traigan un álbum de fotos de su casa anterior y de sus amigos. Esto les permitirá expresar sentimientos y le permitirá a usted convencerlos que es natural sentir la pérdida y malestar inicial por tan importante cambio.

Después de la mudanza: Establecerse

•Para hacer que su nueva casa se parezca más a su hogar, coloque los retratos de su familia e hijos en un lugar prominente o disponga de un lugar donde exhibir las fotografías de la familia.
•Tome fotografías de la nueva casa, nuevos compañeros de vecindario, miembros de la familia y escuela, etc. •Empiece un nuevo álbum familiar para demostrar que hay diversión y calor familiar en la nueva casa.
•No gaste demasiado tiempo desempacando, al menos no inmediatamente. En los primeros días, tómese el tiempo para disfrutar de su nueva casa con su familia. Camine por los alrededores y visite restaurantes locales.
•Sobre todo, escuche. Trate de estar ahí cuando sus hijos vuelvan a casa después del primer día de sus nuevas escuelas, aún si esto significa salir temprano del trabajo ese día. Siga preguntando cómo van las cosas aún después de la mudanza, y tómese el tiempo para escuchar.